Archivo del sitio

Límite de deformación en fachadas ligeras (2ª parte)

2013-08-17 18.39.43

Edificio de Foster en Castellana

Es continuación de lo que comenté en un artículo anterior, que se resume en que el CTE no prescribe un límite de deformación para fachadas ligeras. Porque los límites son para la estructura global, cuando se habla de desplazamientos horizontales (desplomes) y porque los límites de flecha son para elementos horizontales.

He discutido varias veces más sobre este tema fuera de este blog. Y me han replicado que me ciño a la letra del articulado, y no a la música, a la intención del texto. El CTE no deja sin límite estas deformaciones por despiste, como han sugerido algunos, no se les ha olvidado: Simplemente no tiene lógica limitarlos.

Siguiendo la música podríamos entender que los artículos sobre flechas y desplomes se deberían aplicar a fachadas. Vale, apliquemos: Lee el resto de esta entrada

Optimización estructural

three-little-pigs

La solución con mejores plazos no era la que daba mayor seguridad (y viceversa)

De Miguel insistía a sus alumnos: El cálculo no puede ser el último paso en el proceso del proyecto de una estructura. Debe ser un proceso de ida y vuelta en el que, a través de los cálculos, podamos verificar que la solución escogida a priori es la mejor, o investigar cómo se puede mejorar.

Se calcula como medio para tomar decisiones, para dotar a cada elemento de no más de lo imprescindible; el cálculo también debe ser el mínimo imprescindible.

Los cálculos deberían ayudarnos a tomar casi todas las decisiones ligadas a la estructura.

¿Ladrillo, madera o paja? ¿Acero, hormigón o madera? No es cuestión de elegir arbitrariamente y dimensionar para que aguante las acciones con la seguridad requerida. Además debería ser la estructura más barata. Y para asegurar qué opción es la óptima habría que dimensionar la estructura con todas las soluciones entre las que se estuviese dudando y calcular qué precio tendrá su construcción y su mantenimiento. Lee el resto de esta entrada

Apariencia, limitaciones de flecha y pescadillas que se muerden la cola

– Quisiera formar sociedad con el vecino de abajo
– Ese no tiene trabajo, no te fíes Sebastián
– ¿Por qué no trabaja?
– Porque no lo cogen
– ¿Por qué no lo cogen?
– Porque esta fichado
– ¿Por qué lo ficharon?
– Porque estuvo preso
– ¿Por qué lo metieron, titi?
– Porque roba mucho
– ¿Por qué roba tanto?
– Porque no trabaja
– Eso mismo fue lo que yo le pregunté: ¿Por qué no trabaja?

La mandrágora

La pescadilla que se muerde la cola es la representación gráfica más habitual de la petición de principio (falacia que ocurre cuando la proposición a ser probada se incluye implícita o explícitamente entre las premisas).

Aunque prefiero el grabado de Escher en el que un molino funciona gracias a una cascada que se alimenta del agua que acaba de perder altura al empujar a ese mismo molino.

Veamos un ejemplo de petición de principio en las limitaciones de flecha del CTE:

Lee el resto de esta entrada

Límite de deformación en fachadas ligeras

Más de una vez he visto que alguien aplica las limitaciones de flecha del CTE a fachadas ligeras.  Y es complicado porque el CTE no pone ninguna limitación de deformación a los cerramientos: Lee el resto de esta entrada

Eficacia a flexión de los perfiles en T

El sombrajo de Cala Agulla es un ejemplo de cómo se comportan las T a flexión

Me han pedido recientemente que evalúe la eficacia de unos perfiles en T trabajando a flexión. La idea es cortar un perfil IPE por la mitad y conseguir dos perfiles en T. Desde el punto de vista estructural he avisado que no es una buena idea, pero lo he hecho guiado por la intuición, sin ningún cálculo. Allá voy: Lee el resto de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: