Archivo del sitio

Apariencia, limitaciones de flecha y pescadillas que se muerden la cola

– Quisiera formar sociedad con el vecino de abajo
– Ese no tiene trabajo, no te fíes Sebastián
– ¿Por qué no trabaja?
– Porque no lo cogen
– ¿Por qué no lo cogen?
– Porque esta fichado
– ¿Por qué lo ficharon?
– Porque estuvo preso
– ¿Por qué lo metieron, titi?
– Porque roba mucho
– ¿Por qué roba tanto?
– Porque no trabaja
– Eso mismo fue lo que yo le pregunté: ¿Por qué no trabaja?

La mandrágora

La pescadilla que se muerde la cola es la representación gráfica más habitual de la petición de principio (falacia que ocurre cuando la proposición a ser probada se incluye implícita o explícitamente entre las premisas).

Aunque prefiero el grabado de Escher en el que un molino funciona gracias a una cascada que se alimenta del agua que acaba de perder altura al empujar a ese mismo molino.

Veamos un ejemplo de petición de principio en las limitaciones de flecha del CTE:

Lee el resto de esta entrada

El precio por palabras

¿Y el dinero?, el único dios verdadero.

Joaquín Sabina

Ya he comentado que el marco normativo convierte en obligatorias normas que no son públicas, creando un monopolio que favorece la venta de los textos de AENOR. Hoy voy a intentar valorar cuánto.

Si nos creemos que la mano invisible de Adam Smith coloca los precios de la forma más adecuada, los precios de los textos de AENOR deberían ser comparables con los de textos similares. Si son mucho más caros (y no encontramos otros motivos), será por la influencia de esta perversa situación. ¿Cuanto influye? Lee el resto de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: