Archivo del sitio

Un ordenador no puede suplir el conocimiento

Auto en Wall-e

La metáfora es clara...

This mission is too important for me to allow you to jeopardize it

HAL9000

En la ciencia ficción se dan varios ejemplos de cómo las máquinas llegan a perfeccionarse hasta tal punto, que nos acomodamos, y nos volvemos más torpes.

Y las máquinas acaban queriendo controlar nuestras vidas. O bien nosotros no nos atrevemos a controlar nuestras vidas por miedo a hacerlo peor de lo que lo haría una máquina.

El futuro ya está aquí.

Hay mil ejemplos de esta dependencia y de cómo nos aproximamos al humano bobo que no sabe nada y apenas podría vivir sin las máquinas. Hoy pondré uno que es el que da origen al artículo. Es un caso real, detrás hay una persona real, y mi crítica no va contra ese individuo. Podría ser cualquiera, no creo que sea un caso raro, ni más negado que muchos otros. Le mantendré en el anonimato: Lee el resto de esta entrada

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: