Archivo de la categoría: Medicina

Consulte a su técnico o farmacéutico

La automedicación es una práctica habitual. El procedimiento para justificarla es el siguiente:

Tenemos un vecino que padecía una dolencia con síntomas parecidos a los nuestros. Fue al médico, le recetaron un medicamento, y ya no tiene síntomas, por tanto está curado. Si a él le ha funcionado ese compuesto para esos síntomas, tan similares a los nuestros, no hace falta ir al médico, podemos atajar todos los pasos intermedios, y tomar el mismo medicamento en la misma cantidad. Y si tomamos dosis mayores, nos curaremos más rápido y mejor.

El razonamiento es una falacia por motivos obvios: Los síntomas no son inequívocos con la dolencia: Dos enfermedades diferentes pueden producir síntomas parecidos. Y, aunque la enfermedad pudiera ser la misma, los pacientes no son iguales: Lo que a uno sienta bien a otro puede sentar mal…

La ignorancia es atrevida y simplificadora: Quien afirma que todos los chinos son iguales sólo demuestra que conoce muy poco la fisonomía de los orientales.

Dentro de esta cultura de arreglar problemas parecidos con soluciones parecidas, y volviendo a demostrar que parecido es un término muy elástico, me llegó el otro día un e-mail de un promotor que da origen a este artículo: Lee el resto de esta entrada

Traviesas de tren en parques y jardines

Demasiadas veces he visto que a alguien se le ocurre la genialidad de poner traviesas de tren en un parque. Y demasiadas veces he tenido que dar la alerta.

Las traviesas de tren están protegidas con aceites de creosota, que son muy cancerígenos. Y la “ORDEN PRE/2666/2002, de 25 de octubre, por la que se modifica el anexo I del Real Decreto 1406/1989, de 10 de noviembre, por el que se imponen limitaciones a la comercialización y al uso de ciertas sustancias y preparados peligrosos.” prohíbe su instalación en parques y jardines. Lee el resto de esta entrada

A %d blogueros les gusta esto: