El precio justo

El promotor que quiere construir un edificio contratará el proyecto a un arquitecto para que busque una solución óptima en la relación calidad/precio del producto final que es el edificio. Además, es obligatorio por ley, de forma que han aparecido dos tipos de proyectos: Los que nacen de la primera voluntad de buscar el mejor edificio al mejor precio, y los que nacen de la segunda voluntad de cubrir el expediente que se exige para la obtención de licencia.  Ocurre algo parecido con los estudios geotécnicos

El arquitecto suele subcontratar fuera algunos de los trabajos que conforman el proyecto de ejecución. El cálculo de estructuras suele ser uno de éstos.

El precio justo

Calcular estructuras se parece mucho a concursar en "El precio justo"

El especialista en cálculo de estructuras se encargará de buscar la solución óptima, en la que la estructura sea lo más barata posible. Las reglas del juego son claras: La estructura tiene cumplir unos valores mínimos de resistencia, estabilidad y rigidez con el menor precio posible. Un buen trabajo se acercaría mucho al óptimo. Sin pasar el límite: Nunca se debe quedar por debajo de la seguridad exigible. Si se es poco riguroso se utiliza el eufemismo “del lado de seguridad” para justificar que el resultado es más seguro de lo estrictamente necesario, o dicho en otras palabras: No se acerca a este óptimo, está saliendo más caro.

Estos esfuerzos por buscar la solución óptima no siempre se inician en el momento más preciso, que sería cuando se está decidiendo la morfología del proyecto. En aquellos proyectos en los que he asesorado al arquitecto desde el primer momento han resultado estructuras bastante eficaces y mejor integradas en el proyecto que cuando me he limitado a dimensionar una estructura encorsetada en un proyecto cerrado.

Una vez que se incorpora la estructura en el proyecto de ejecución, y se va a iniciar la contratación de la obra, el promotor solicita presupuestos a empresas constructoras. En los tiempos del boom inmobiliario era habitual que se hicieran ofertas por metro cuadrado de estructura, sin reparar demasiado en el resultado final del proyecto de estructuras; El esfuerzo de buscar los óptimos no beneficiaba al consultor de estructuras ni a su cliente, el arquitecto redactor del proyecto, ni al cliente de su cliente, el promotor. Sólo beneficiaba al constructor que daba un precio muy burdo: Si habías conseguido ahorrar muchos kilos de acero, mejor para él.

Ésto era, hasta cierto punto, frustrante: ¿Para éso le he dedicado tanto tiempo al cálculo? ¿Para que la estructura tenga el mismo precio que si no se lo hubiera dedicado?

El boom se acabó. Y algunos técnicos han entrado en la guerra de precios. Los expertos en estructuras no nos hemos quedado fuera. Como el esfuerzo de buscar el óptimo no se valoraba, se ha inventado el cálculo de estructuras de bajo coste: Se ofrecen los planos y la memoria de una estructura que probablemente (espero) cumpla con los mínimos de seguridad exigibles, pero de optimizar ni hablamos. Y se ofrecen precios hasta 1€/m² por debajo del mercado. Ahora también hay dos tipos de proyectos de estructuras: Los de cubrir el expediente y los que se esfuerzan en buscar la solución óptima.

Precisamente ahora, en tiempos de crisis, no es buena idea ir a proyectos de bajo coste; todo lo contrario, hay que dedicarle esfuerzos a buscar la solución óptima. Hoy por hoy, las empresas constructoras ajustan los precios todo lo que pueden. Se va a estudiar el proyecto con muchísimo cuidado para poder ofertar lo más ajustado posible. Y si el proyecto de estructuras está muy sobredimensionado, se acabará detectando. El prestigio de quien lo ha calculado está en juego, y el del arquitecto redactor del proyecto también. Tendrán que dar la cara frente al promotor.

Precisamente ahora, nuestros clientes necesitan más que nunca esta optimización: Sale rentable calcular con cuidado, porque se ahorra mucho dinero en la obra final. Y hay que ser muy corto de miras para ahorrar 1€/m² en el trabajo de dimensionado de una partida que no es raro que esté por encima de los 70€/m² y en la que un trabajo esmerado puede ahorrar sin problema más de un 10% (más de 7 veces lo que se pretende ahorrar contratando un cálculo de bajo coste).

Mi mensaje a promotores: Un arquitecto barato puede salir muy caro.

Mi mensaje a arquitectos: Un proyecto de estructuras de bajo coste puede salir muy caro. No basta con que se cumpla la normativa vigente; además debe ser una solución barata.

Anuncios

Acerca de Pablo Nieto Cabezas

Arquitecto

Publicado el 23 abril, 2012 en Ciencias, Economía, Estructuras, Mondo bizarro, Tecnología y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. 2 comentarios.

  1. El cálculo estructural “low cost” y “express”, de moda últimamente, con un escaso análisis e insuficiente detalle puede acabar resultado caro, coincido completamente con tu post, un buen cálculo estructural además de resolver el apartado de proyecto debe resolver aspectos de ejecución que van a contribuir a una mejor calidad y en ocasiones mejores plazos de ejecución, eso requiere reflexión y análisis que hay que valorar.

    • En el blog de Victor Yepes se aporta un dato numérico: La “Ley de los Cincos” de Sitter, o como tirar el dinero en las obras:

      un dólar gastado en fase de diseño y construcción elimina costes de 5 dólares en mantenimiento preventivo, 25 dólares en labores de reparación y 125 en rehabilitación.

      Así que la conclusión es clara: El “yo te lo hago más barato, peor pero más barato que es lo que importa” no es rentable.
      Un buen proyecto, aunque sea caro, acabará ahorrando dinero a lo largo de la vida útil del edificio.
      Y un proyecto barato, pero de peor calidad, acabará dando un resultado peor y más caro a la larga.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: