Curado del hormigón

El hormigón de los anteriores artículos no sólo se le había añadido agua, y se había hormigonado en tiempo caluroso. También había motivos para pensar que el curado había sido deficiente.

Se incluyó en el dictamen algunas recomendación de cómo se debe curar el hormigón. Hay muchas obras pequeñas, o incluso medianas, en las que no se pone ningún mimo en el curado del hormigón. Y por éso, las publico aquí:

La EHE-98 era la norma de aplicación en aquel momento.

EHE-98. Artículo 74º Curado del hormigón

“Durante el fraguado y primer período de endurecimiento del hormigón, deberá asegurarse el mantenimiento de la humedad del mismo mediante un adecuado curado. Éste se prolongará durante el plazo necesario en función del tipo y clase del cemento, de la temperatura y grado de humedad del ambiente, etc.

El curado podrá realizarse manteniendo húmedas las superficies de los elementos de hormigón, mediante riego directo que no produzca deslavado. El agua empleada en estas operaciones deberá poseer las cualidades exigidas en el Artículo 27º de esta Instrucción.

El curado por aportación de humedad podrá sustituirse por la protección de las superficies mediante recubrimientos plásticos u otros tratamientos adecuados, siempre que tales métodos, especialmente en el caso de masas secas, ofrezcan las garantías que se estimen necesarias para lograr, durante el primer período de endurecimiento, la retención de la humedad inicial de la masa, y no contengan sustancias nocivas para el hormigón.

Si el curado se realiza empleando técnicas especiales (curado al vapor, por ejemplo) se procederá con arreglo a las normas de buena práctica propias de dichas técnicas, previa autorización de la Dirección de Obra.”

La EHE-08 dice casi lo mismo:

EHE-08. Artículo 71.6: Curado del hormigón

“Durante el fraguado y primer período de endurecimiento del hormigón, deberá asegurarse el mantenimiento de la humedad del mismo mediante un adecuado curado. Éste se prolongará durante el plazo necesario en función del tipo y clase del cemento, de la temperatura y grado de humedad del ambiente, etc. El curado podrá realizarse manteniendo húmedas las superficies de los elementos de hormigón, mediante riego directo que no produzca deslavado. El agua empleada en estas operaciones deberá poseer las cualidades exigidas en el Artículo 27° de esta Instrucción.

El curado por aportación de humedad podrá sustituirse por la protección de las superficies mediante recubrimientos plásticos, agentes filmógenos u otros tratamientos adecuados, siempre que tales métodos, especialmente en el caso de masas secas, ofrezcan las garantías que se estimen necesarias para lograr, durante el primer período de endurecimiento, la retención de la humedad inicial de la masa, y no contengan sustancias nocivas para el hormigón.”

Y se adereza con los comentarios de la comisión permanente del hormigón, que dan directrices para calcular durante cuantos días se debe prolongar el curado del hormigón:

“De las distintas operaciones necesarias para la ejecución de un elemento de hormigón, el proceso de curado es una de las más importantes por su influencia decisiva en la resistencia y demás cualidades del hormigón resultante.

Los principales métodos para el curado del hormigón son los siguientes:

  • Protección con láminas de plástico.
  • Protección can materiales humedecidos (sacos de arpillera, arena, paja, etc.).
  • Riego con agua.
  • Aplicación de productos de curado que formen membranas de protección.

Estos métodos pueden usarse separadamente o en combinación. No todos los métodos de curado son igualmente eficaces. En general, los métodos en los que se añade agua producen una estructura de poros más densa que los métodos que sólo impiden la desecación del hormigón.

En hormigones de resistencias altas, debido a las altas cantidades de conglomerante utilizadas, el calor de hidratación generado es superior al del hormigón convencional. Este hecho, junto a la baja relación agua/cemento, obliga a un mayor cuidado en el proceso de curado, sobre todo, durante los 3 primeros dias tras la puesta en obra del hormigón. Además, se recomienda empezar el curado a partir de las 2-3 horas de que el hormigón haya fraguado, mediante aportación de agua. El tiempo en que debe prolongarse el curado no está absolutamente definido, pero es recomendable curar con aporte de agua durante 7 días y a partir de ese momento, si fuese necesario, utilizar algún producto químico de curado para crear una capa de sellado en la superficie. Debido a la menor exudación que presentan estos hormigones, la probabilidad de fisuración por retracción plástica es mayor.

Para una estimación de la duración mínima del curado D, en días, puede aplicarse la siguiente expresión:

D=KLD0+D1

donde:

  • D Duración mínima, en días, del curado.
  • K Coeficiente de ponderación ambiental, de acuerdo con la Tabla 71.6.d.
  • L Coeficiente de ponderación térmica, según la Tabla 71.6.e.
  • D0 Parámetro básico de curado, según la Tabla 71.6.a.
  • D1 Parámetro función del tipo de cemento, según la Tabla 71.6.c.

En el caso de que las condiciones ambientales durante el curado (soleamiento, humedad y velocidad del viento) no se correspondan exactamente con alguno de los casos A, B, C, de la Tabla 71.6.a puede determinarse el parámetro D0 utilizando como orientativos los valores del cuadro.

La velocidad de desarrollo de la resistencia del hormigón se puede determinar en función de la clase del cemento utilizado y de la relación agua/cemento empleada, según lo indicado en la Tabla 71.6.b.

En el caso de utilización de humo de sílice como adición en el momento de la fabricación del hormigón, el curado debe ser especialmente cuidado.

En el caso de utilización de cenizas volantes como adición en el momento de la fabricación del hormigón, el valor de D1 será uno de los siguientes:

  • D1 =1 si F < 28%
  • D1 =2 si 28% < F < 35%
  • D1=4 si F > 35%

donde F es el porcentaje de cenizas volantes utilizadas, en relación al peso de cemento.”

Particularizamos, en su día, para las condiciones del hormigón que daba origen al dictamen. No son directamente aplicables a otros casos, pero aquí las dejo, a modo de ejemplo:

  • Según la tabla 71.6.b, para una relación A/C>0,60, la velocidad de desarrollo de la resistencia del hormigón es lenta.
  • Según la tabla 71.6.a, para una velocidad de desarrollo de la resistencia del hormigón lenta y unas condiciones ambientales durante el curado de soleamiento fuerte, humedad relativa inferior al 50% o viento fuerte, el valor de D0 es D0=8
  • Según la tabla 71.6.c, a los cementos tipo CEM II les corresponde un valor de D1 de D1=1
  • Según la tabla 71.6.d, a una clase de exposición II, le corresponde un valor de K de K=1
  • Según la tabla 71.6.e, a una temperatura media durante el curado mayor de 12ºC le corresponde un valor de L de L=1

Con todos estos parámetros la duración mínima del curado es:

D=KLD0+D1=1·1·8+1=9 días

Anuncios

Acerca de Pablo Nieto Cabezas

Arquitecto

Publicado el 26 julio, 2010 en EHE, Estructuras, Normativa, Tecnología y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: