Hormigonado en tiempo caluroso

Otra de las posibles causas de la baja resistencia del hormigon (a parte del exceso de agua de amasado) que se barajaba en el dictamen era el hormigonado en tiempo muy caluroso. El hormigonado se produjo en un pueblo de Andalucía en el mediodía de un día de agosto que se alcanzó una temperatura máxima superior a los 40ºC.

Es una mala práctica habitual, por lo que dejo aquí lo que dicen las autoridades del hormigón en este sentido:

“…Una vez colocado el hormigón se protegerá del sol y del viento mediante algún procedimiento que le conserve la humedad propia o le aporte nueva humedad (curado del hormigón).

A tal efecto pueden emplearse:

  • Tejadillos móviles […]
  • Hojas de plástico, que pueden colocarse directamente sobre le hormigón, aunque pueden marcarse los pliegues en su superficie;
  • Esteras de paja, cuya superficie debe regarse continuamente;
  • Balsas de agua directamente aplicadas sobre el hormigón, o regado continúo de su superficie, no antes de que el hormigón haya endurecido lo suficiente para no arrastrar la pasta de cemento […]

Como norma general y a pesar de protecciones, no debe hormigonarse por encima de los 40ºC, o por encima de los 35ºC si se trata de elementos de mucha superficie (pavimentos, soleras, losas, etc.). En las proximidades de estas temperaturas conviene regar continuamente, al menos durante 10 días, los encofrados y superficies expuestas de hormigón. […]

Como es obvio, la duración e intensidad del curado dependen, fundamentalmente, de la temperastura y humedad del ambiente, así como de la acción del viento y del soleamiento directo; otras variables importantes son el tipo y la cantidad de cemento, la relación A/C y, en particular, las condiciones de exposición de la estructura en servicio, ya que a mayor severidad de éstas se requerirá un curado más prolongado

Como idea general y para unas condiciones medias diremos que, con cemento portland normal y para elementos de hormigón armado, el periodo de curado mínimo debe ser de siete días […]

Cuando se hormigona en tiempo seco o cuando los elementos de hormigón van a estar en ambiente agresivo, los periodos de curado anteriormente citados deben aumentarse en un 30 por 100.”

Montoya, Meseguer y Morán

Citamos la EHE-98 porque la obra era anterior a la publicación de la EHE-08:

EHE-98. Artículo 73º Hormigonado en tiempo caluroso:

“Cuando el hormigonado se efectúe en tiempo caluroso, se adoptarán las medidas oportunas para evitar la evaporación del agua de amasado, en particular durante el transporte del hormigón y para reducir la temperatura de la masa.

Para ello los materiales constituyentes del hormigón y los encofrados o moldes destinados a recibirlo deberán estar protegidos del soleamiento.

Una vez efectuada la colocación del hormigón se protegerá éste del sol y especialmente del viento, para evitar que se deseque.

Si la temperatura ambiente es superior a 40ºC o hay un viento excesivo, se suspenderá el hormigonado, salvo que, previa autorización expresa de la Dirección de Obra, se adopten medidas especiales.”

Aunque no fuera de aplicación obligatoria, se incluyeron los comentarios de la Comisión Permanente del Hormigón como orientación:

EHE-08 Artículo 71.5.3: Puesta en obra del hormigón en condiciones climáticas especiales. Comentarios de la Comisión Permanente del Hormigón:

“Del contenido de este Artículo se desprende que debe entenderse por tiempo caluroso aquél en que se produzca cualquier combinación de altas temperaturas, baja humedad relativa y alta velocidad del viento, que tiendan a empeorar la calidad del hormigón o que puedan conferir propiedades no deseadas.

Las propiedades del hormigón pueden verse influidas de manera desfavorable en tiempo caluroso. Las temperaturas elevadas del hormigón fresco aceleran el fraguado, aumentan la velocidad de hidratación y la exigencia de agua, y conducen a una resistencia final más baja. Además, se dificultan las condiciones de puesta en obra y aumenta la aparición de fisuras de retracción plástica.

En consecuencia, debe tratarse de asegurar que la temperatura del hormigón en el momento del vertido sea inferior a 35ºC en el caso de estructuras normales, y menor que 15ºC en el caso de grandes masas de hormigón.

Se recomienda tomar medidas especiales para evitar retracciones plásticas cuando exista peligro de evaporaciones superficiales superiores a 1 kg/m²/h, lo que puede producirse cuando concurren circunstancias meteorológicas indicadas en la Tabla 71.5.3.2.

Tabla 71.5.3.2 Condiciones atmosféricas para riesgo de retracción plástica
Temperatura atmosférica Velocidad del viento (km/h) Humedad relativa
40ºC 10 <35%
25 <45%
40 <55%
35ºC 25 <25%
40 <35%

Si se siguieran todas estas indicaciones, lo mas apropiado sería que el convenio del sector fijara vacaciones obligatorias en agosto en todas las localidades de la meseta…

Anuncios

Acerca de Pablo Nieto Cabezas

Arquitecto

Publicado el 5 julio, 2010 en EHE, Estructuras, Normativa, Tecnología y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: